La asociación Nacional de llantas señala que en México se desechan 50 llantas por minuto, esto es, un aproximado de 40 millones de toneladas anuales, de las cuales se estima que solo el 10 % se recicla, el resto se tira en basureros, deshuesaderos de automóviles o simplemente son abandonadas en cualquier lugar.

Tardan entre 300 y 500 años en degradarse de manera natural a la intemperie. Si la llanta dura tantos años en degradarse, tenemos que hacer algo al respecto para mejorar nuestro medio ambiente, liberándolo de este tipo de contaminante.

La reutilización de la llanta y el bajo costo del polvo de caucho, así como la eliminación de focos de infección, tienen una enorme ventaja en la ecología. Actualmente los usos que se le dan a las llantas que se encuentran en basureros o en los llamados “cementerios de neumáticos” van dirigidos hacia el asfaltado de carreteras, pistas de autódromos o fabricación de canchas de futbol con pasto sintético.

Un factor a destacar, es que los trabajadores que trabajan en este tipo de procesos de reciclaje, no corren riesgos durante la elaboración del polvo de caucho, debido a que, a diferencia de la quema y combustión de las llantas de desecho, este proceso no produce dioxinas, altamente tóxicas, este proceso es limpio, con un mínimo de impacto al ambiente. Porque solo interviene energía eléctrica,

Por lo tanto, las aplicaciones derivadas de una llanta reciclada, es una excelente solución ecológica que nos ayuda a mejorar el medio ambiente.

PROPIEDADES

El caucho en sus diferentes presentaciones es muy resistente, es un material muy flexible, en donde es aplicado, no se forman grietas, como se formarían en superficies más duras y frágiles, como puede ser el cemento.

Es muy resistente al invierno, el caucho drena muy bien el agua, por lo tanto, cuando se usa en zonas donde hay muchas lluvias o nieve, no es peligroso circular sobre él, absorbe muy bien la luz solar y no acumula agua

Otras ventajas del uso de polvo de caucho en sus múltiples aplicaciones, se debe a sus excelentes propiedades de elasticidad y resistencia ante los ácidos y las sustancias alcalinas. Es repelente al agua, aislante de la temperatura y de la electricidad.

En todas las aplicaciones del polvo de caucho, tiene muchas ventajas, tales como, que no es perjudicial para la salud, se puede fabricar en muy diferentes tamaños, es muy resistente a cambios climatológicos, tanto al frio, como al calor y a las lluvias, apto para interior y exterior, es muy flexible.